Objetivos

Las comunidades edafohigrófilas de alta montaña, conocidas como borreguiles, son sistemas condicionados por la dinámica nival y previsiblemente sensibles a los cambios en la temperatura y la cuantía de precipitaciones. La observación sistemática de sus comunidades puede contribuir en un plazo presumiblemente más corto que otros ecosistemas a evidenciar y calibrar fenómenos de cambio relacionados con el cambio global. La importancia y relativa fragilidad de estos ecosistemas sumada a la existencia de datos previos registrados durante la década de los 80 con metodología semejante, ha derivado en la selección de este ecosistema como indicador de procesos de cambio.

Los objetivos principales del seguimiento consisten en: evaluar los cambios en la composición y abundancia de los taxones que componen los pastos húmedos de alta montaña, registrar cambios en su comportamiento fenológico y relacionar todos estos cambios con los parámetros climáticos disponibles.

Método y esfuerzo

El seguimiento desarrollado en las comunidades de borreguil se centra en registrar los cambios en la incidencia y abundancia de los taxones que la componen. Para la detección de alteraciones a más corto plazo se incluye el registro de las fases fenológicas principales de sus taxones.

El monitoreo se centra en las comunidades más extensas que habitan este entorno ripario formando pastizales con humedad más o menos constante. Por medio de parcelas fijas de 1 metro cuadrado, se registran los taxones existentes y su abundancia estimada en porcentaje de cobertura, así como el número de ejemplares en cada fase fenológica principal (prefloración, floración, fructificación).

Sobre un pequeño número de taxones, se realiza además un conteo específico de individuos una vez al año (ej. Pinguicula nevadensis). El esfuerzo dedicado al aspecto fenológico es quincenal, mientras que la estimación de la abundancia de los taxones se realiza dos veces durante el ciclo de seguimiento, entre los meses de mayo a octubre. Se realiza en 43 parcelas a lo largo de un gradiente altitudinal entre los 2.200 y los 2.700 metros. Entre ellas se incluyen vallados de exclusión ganadera como información de referencia con respecto al efecto del pastoreo en la zona.

Periodicidad

Se establece una periodicidad anual para este seguimiento.

Bibliografía

Elzinga, A.L., Salzer, D.W. y Willoughby, J.W. 1998. Measuring and Monitoring Plant Populations. BLM Technical reference, no. 1730-1. Bureau of Land Management’s National Applied Resource Sciences Center. Denver, USA.
Lorite, J., Salazar, C. y Valle, F. 2003. Síntesis de la vegetación edafohigrófila del Parque Natural y Nacional de Sierra Nevada. Monogrf. Fl. y Veg. Béticas, 13: 47-110.
Losa Quintana, J.M., Molero Mesa, J., Casares, M. y Pérez Raya, F. 1986. El paisaje vegetal de Sierra Nevada: la cuenca alta del Río Genil. Serv. Publ. Univ. Granada. Granada. 285 pp..

es_ESES
en_USEN es_ESES