El estudio y el análisis de las variables climáticas es clave para entender el funcionamiento de los ecosistemas, sus mecanismos de provisión de servicios y los cambios provocados por la actividad humana. A partir de los datos recogidos por estaciones meteorológicas y datos preexistentes, ha sido posible generar mapas anuales de alta resolución (píxeles de 100 m) de la temperatura máxima y mínima y de la precipitación para la serie temporal que va desde 1960 hasta 2010.

En el Capítulo 1 del Dossier de Resultados del OBSNEV se describen los resultados del análisis de estos datos. Se ha observado una tendencia hacia la reducción de la precipitación en casi toda Sierra Nevada (el 99,8% de los píxeles presentan una tendencia negativa). Esta tendencia se hace más intensa conforme se asciende en altitud. Además, esta tendencia es más acusada en la zona occidental de Sierra Nevada. En cuanto a la temperatura máxima, se ha observado una tendencia hacia al aumento en la mayor parte de Sierra Nevada y al igual que ocurre con la precipitación, esta tendencia es más intensa en cotas altas.

Además, considerando los diferentes escenarios de emisiones propuestos por El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), se han generado mapas de las mismas variables para todo el siglo XXI. Estos mapas han permitido realizar algunos análisis preliminares que caracterizan algunas posibles tendencias de cambio.

Las series temporales de los datos simulados de temperatura y precipitación para el siglo XXI, predicen un aumento intenso de la media anual de las temperaturas máximas (entre 2 y 6°C) y otra menos intensa en la media anual de las temperaturas mínimas (entre 1°C y 4°C) según el modelo y el escenario de cambio global utilizados. Por último se predice un descenso de las precipitaciones. La comparación de los datos climáticos reales recogidos por las estaciones multiparamétricas de Sierra Nevada con los valores simulados para el periodo 2011-2013 muestra una alta correlación. Esto indica que, al menos en los años analizados, se están cumpliendo en buena medida las predicciones de los escenarios de clima futuro.

En el capítulo completo se describen detalles como la magnitud de las tendencias encontradas, así como los factores que pueden influir en los resultados obtenidos.

Autores: Lola Álvarez Ruiz


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES
en_USEN es_ESES