La estructura y dinámica interna de la cobertura de nieve pueden cambiar a lo largo del año, pasando de estado líquido a sólido en función de las condiciones climáticas. Tras su fusión, el agua puede percolar al terreno, infiltrarse o bien escurrir hasta los cauces de los ríos. La cubierta de nieve es un elemento físico fundamental para entender el funcionamiento de multitud de procesos ecológicos en los ecosistemas de montaña.

Sierra Nevada, debido a su gran altitud (3482 m.s.n.m.), es la montaña del Sur de la Península donde la cubierta de nieve está presente durante más tiempo. El agua que contiene contribuye al funcionamiento de bosques, matorrales, ecosistemas acuáticos y también a la agricultura y otras actividades humanas (actividades recreativas, ganadería, etc.) tanto en la sierra como en las comarcas del entorno. Los escenarios de cambio climático predicen cambios importantes en la abundancia y distribución de las precipitaciones. Estos cambios también afectarán al estado y comportamiento de la cubierta de nieve. Y a su vez, es previsible que estas alteraciones en el manto de nieve provoquen cambios en los ecosistemas de las zonas de montaña.

Desde el Observatorio de Sierra Nevada se ha puesto en marcha un sistema integrado y multiescalar de seguimiento de las características de la cubierta de nieve, cuyos resultados se describen en el capítulo 2 del Dossier de Resultados publicado por el mismo:

  • La escala más detallada consiste en la realización de muestreos in situ para evaluar las características físicas de la nieve y su capacidad de almacenar agua. Estos datos puntuales son utilizados en combinación con otras técnicas (fotografías a pie de campo para evaluar cambios en la superficie) para calibrar y validar el modelo hidrológico WiMMed (Watershed Integrated Model in Mediterranean Environments) que simula la extensión y cantidad de agua acumulada en la nieve. Los datos obtenidos durante los años 2011-2013 arrojan información muy interesante sobre el comportamiento de la capa de nieve. Lo más destacable es la gran heterogeneidad espacial y temporal de la cubierta de nieve. La profundidad de la nieve, por ejemplo, puede cuadruplicarse entre dos años consecutivos dependiendo de las condiciones climáticas locales.
  • También a esta escala de detalle se realizan mediciones periódicas de la temperatura del suelo y substrato a varias profundidades con objeto de evaluar la probabilidad de existencia de permafrost en Sierra Nevada. En la actualidad, solo en algunos lugares concretos el tiempo durante el cual el suelo permanece congelado permite el mantenimiento de los procesos geomorfológicos de alta montaña (p. ej.: gelifluxión). Además, se observa una progresiva pérdida de hielo glaciar relicto y permafrost del Corral del Veleta. Esto quiere decir que el permafrost no se puede mantener en Sierra Nevada con las condiciones climáticas actuales.
  • Por último se lleva a cabo un seguimiento extensivo de la cubierta de nieve mediante las imágenes de satélite suministradas por el sensor MODIS. El análisis de la serie temporal de MODIS desde 2000 hasta 2014 arroja datos interesantes sobre las tendencias en la duración, fecha de inicio de la innivación y último día con nieve a escala de píxel de 500 m en toda Sierra Nevada. Se observa una clara tendencia hacia la reducción de la duración de la presencia de nieve. Esta tendencia tiene más magnitud conforme ascendemos en altura. Asimismo se concentra en los meses de inicio (octubre) y fin de la temporada de nieve (mayo). Aunque estos resultados son congruentes con los ya descritos para las tendencias de precipitación (capítulo 1 del Dossier de Resultados), no pueden considerarse concluyentes ya que el periodo analizado no es lo suficientemente largo.

La nieve es un elemento clave en los ecosistemas de montaña. Los resultados obtenidos a través del estudio de la capa de nieve en Sierra Nevada, ayudan a comprender su estructura y dinámica. Además posibilitan la evaluación de su efecto en la provisión de servicios ecosistémicos.

Autores: Lola Álvarez Ruiz


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES
en_USEN es_ESES