Respecto a los cambios en la productividad de la vegetación mediante teledetección, el análisis de las series temporales de índices espectrales de vegetación suministradas por el sensor MODIS desde 2001 hasta 2013, aporta resultados muy interesantes sobre el funcionamiento (productividad, estacionalidad, y fenología de la dinámica de ganancias de carbono) de los ecosistemas de Sierra Nevada. Los robledales, los pinares de repoblación y los encinares muestran fuertes tendencias negativas de verdor al inicio de la primavera. Los robledales y matorrales de alta y media montaña presentan ligeras tendencias positivas durante el verano y principios del otoño. Por último se observa un gradiente este-oeste en la tendencia de verdor. En el este hay un aumento en la producción anual y en el oeste una disminución. Esto puede estar relacionado con los patrones climáticos de precipitación a escala regional.

Por otro lado, en los análisis realizados a nivel de ecosistema, la monitorización de los intercambios de CO2 y vapor de agua han contribido a comprender su funcionamiento a distintas escalas temporales. Los resultados obtenidos en un gradiente altitudinal/bioclimático muestran la relevancia de los factores bioclimáticos en el balance de ambos, y señalan la utilidad del seguimiento a largo plazo de los intercambios de CO2 y vapor de agua como indicador del funcionamiento de los ecosistemas. 

Autores: Ricardo Moreno Llorca


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES
en_USEN es_ESES