La información climática constituye una de las bases cartográficas de referencia más útiles y demandadas en proyectos como el que nos ocupa. Caracterizar a escala de detalle la distribución espacial y temporal de las variables climáticas es muy importante para conocer el contexto abiótico en el que se desarrollan los procesos ecológicos. Por ello, desde el Observatorio de Sierra Nevada a hemos dedicado mucho esfuerzo a generar una gran base de datos que contenga información climática espacializada de toda Sierra Nevada.

Por un lado hemos recopilado información de más de 50 estaciones meteorológicas ya existentes en la zona de estudio, usando para ello el sistema CLIMA, auspiciado por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. A estas estaciones hemos añadido las 12 que se han instalado en el contexto del Observatorio de cambio global de Sierra Nevada, bien financiadas por la Consejería de Medio Ambiente o por el Organismo autónomo de Parques Nacionales . Todos estos datos climáticos relativos a Sierra Nevada se han centralizado en una única base de datos que es accesible (previo registro) en este enlace.

Utilizando toda esta información meteorológica, se han generado mapas climáticos a nivel de detalle tanto del pasado (1960-actualidad) como simulaciones del clima futuro (siglo XXI).

Para generar la información climática del pasado hemos utilizado la serie histórica de datos climáticos, sobre los cuales se aplican métodos de interpolación espacial. Se utiliza el mismo modelo estadístico desarrollado para la simulación de mapas climáticos a futuro (resultados de los modelos de circulación general acoplados océano-atmósfera – AOGCM–) aplicado a la información procedente de las estaciones instaladas en Sierra Nevada. El periodo de estos mapas climáticos abarca desde 1960 hasta la actualidad. Y para cada año hemos generado 3 mapas: uno de precipitación mensual acumulada promediada para todo el año, otro de temperaturas máximas (promedio de las temperaturas máximas diarias para todo el año) y otro de temperaturas mínimas (promedio de las temperaturas mínimas diarias para todo el año).

Imagen. Datos de temperaturas del pasado y proyecciones a futuro según los diferentes escenarios. Estación multiparamétrica El Embarcadero (Camarate, Lugros, Granada)

 

Por otro lado para la información climática a futuro, hemos utilizado también los modelos AOGCM y mediante procedimiento de interpolación generamos diferentes mapas utilizando como base los escenarios alternativos diseñados por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC). Seguidamente se le aplican métodos de regionalización de estas simulaciones permitiendo su utilización para la evaluación del impacto climático a escala local. De esta forma, tras el procesamiento de la información, se generan cuatro series temporales (una por cada combinación de escenarios y modelos) de mapas anuales de alta resolución espacial que apoyándose en los mapas del pasado se han calculado las anomalías para cada año para el periodo 2011-2100. Se han obtenido más de 1000 mapas mediante la automatización de procesos de análisis. Para ello se han usado diferentes software (Kepler, Bash, R, Grass GIS, Postgresql y PostGIS).

Imagen. Esquema de procesamiento de datos para la generación de mapas climáticos de alta resolución en Sierra Nevada.

 

En el siguiente vídeo se puede visualizar la evolución de la precipitación en el escenario B2 y el modelo ECHAM4. Y en los siguientes enlaces se pueden descargar (previo registro) los mapas del  pasado y las predicciones futuras.

 

Más información:

Autores: Antonio Jesús Pérez-Luque


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES
en_USEN es_ESES