El Sapo Partero Bético (Alytes dickhilleni) es un anfibio endémico del Sudeste Ibérico. Se trata de una de las especies más amenazadas de los 288 vertebrados citados en Sierra Nevada. Su poblaciones, de reducido tamaño y severamente aisladas, se encuentran impactadas por la pérdida de hábitat y el auge de enfermedades emergentes. No obstante, se han descrito brotes letales de la enfermedad fúngica conocida como quitridiomicósis en otros puntos de las Cordilleras Béticas, por lo que en Sierra Nevada se ha desarrollado un sistema de alerta temprana. El marcaje de renacuajos nos permite conocer mejor las relaciones entre el desarrollo larvario y los cambio en la temperatura del medio acuático en donde se desarrollan. Este marcaje se lleva a cabo mediante un elastómero fluorescente que prevalece durante el estado adulto de los individuos. Por este motivo, el proceso de marcaje nos permite conocer mejor las tasas de supervivencia en la fase larvaria y en los metamórficos y también establecer patrones de dispersión a través de estructuras del hábitat apropiadas, como la red de acequias de careo tradicionales. Se prevé el marcaje en un número elevado de poblaciones, que se aproximará a la mitad de las actualmente conocidas para esta especie en Sierra Nevada.

Autores: Elena Ballesteros Duperón


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES
en_USEN es_ESES