Una de las líneas de trabajo del Observatorio de cambio global de Sierra Nevada es la caracterización de los efectos que las actividades humanas tienen sobre la dinámica de los ecosistemas en el presente. En este sentido, uno de los aspectos en los que estamos trabajando es la caracterización de fecha en la que se realizaron las repoblaciones forestales en Sierra Nevada. Esto es muy importante para analizar los procesos ecológicos que ocurren bajo éstas. Sobre todo en lo relativo a la regeneración observada bajo el dosel de pinos. Pues bien, aunque se trate de formaciones plantadas a mediados del siglo XX, no sabemos bien la edad de estas repoblaciones. En toda Sierra Nevada hay unas 40.000 Has de pinares de repoblación, que se realizaron entre los años 30 y los 80 del siglo XX. Los motivos del desconocimiento exacto de las fechas de los trabajos son diversos. Una de las razones principales es que la administración forestal de la época no registró esta información, por lo que resulta difícil recopilarlo en la actualidad. El conocimiento sobre estas actuaciones recae en personas concretas y no en otros soportes (físicos o digitales), con lo que la memoria desaparece al hacerlo el individuo. También hay que tener en cuenta que la precariedad de medios y de recursos con los que se abordaron las repoblaciones dificultó en buena medida que se tomaran “metadatos” de las tareas realizadas.

En definitiva resulta que obtener un mapa continuo en el que cada pinar de repoblación tenga asignada su fecha de plantación, no es algo inmediato. Para trata de obtener uno lo más “preciso” posible, hemos recurrido a entrevistar a gestores ya retirados que estuvieron implicados en el proceso de reforestación. También hemos realizado revisiones bibliográficas sobre los cambios paisajísticos ocurridos en Sierra Nevada durante la primera mitad del siglo XX.

Con toda la información obtenida se procedió a incorporar la fecha de plantación a cada uno de los pinares descritos en el mapa de vegetación de Sierra Nevada (escala 1:10.000, creado por la REDIAM). Así, hemos asignado a cada pinar una fecha mínima y otra máxima de plantación. 

El resultado se puede ver en en el mapa dinámico de abajo. También se puede descargar el shapefile con la edad de los pinares en este enlace.

 

Ver mapa más grande

Autores: F. J. Bonet


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES
en_USEN es_ESES