Según el marco conceptual que seguimos desde el Observatorio de seguimiento del cambio global de Sierra Nevada, es clave recopilar información que alimente a los procesos de toma de decisiones y permita implementar mecanismos de gestión adaptativa. Uno de los pilares básicos del Observatorio es el programa de seguimiento de los efectos del cambio global. Este programa pretende recopilar información relevante y actualizada sobre la estructura y dinámica de los sistemas ecológicos y socioeconómicos de Sierra Nevada.

Uno de los principales resultados que hemos obtenido es precisamente el diseño e implementación de dicho programa de seguimiento. Para ello nos hemos basado en el marco conceptual y los ámbitos temáticos propuestos por la iniciativa GLOCHAMORE (GLObal CHAnge in MOuntain REgions), auspiciada por la UNESCO, y donde han participado en su elaboración centenares de expertos de reconocido prestigio (científicos, gestores, técnicos). Así pues, nuestro programa de seguimiento puede ser considerado como una implementación del marco conceptual de GLOCHAMORE en Sierra Nevada. El resultado obtenido son más de 40 metodologías que capturan datos sobre diversos aspectos relativos a las funciones y estructura de los sistemas ecológicos nevadenses. El proceso de diseño de todas estas metodologías se ha realizado bajo la supervisión de científicos expertos en cada ámbito temático.

Para cada uno de los ámbitos temáticos propuestos por GLOCHAMORE se definieron metodologías de seguimiento con objeto de evaluar tanto el estado de las funciones ecológicas clave, como la estructura de los principales ecosistemas nevadenses y los posibles impactos derivados del cambio global en Sierra Nevada. Esto nos permite cubrir muchos de los aspectos considerados como clave por la comunidad científica para evaluar los efectos del cambio global en regiones de montaña. Cada protocolo suministra información sobre una serie de variables ambientales relacionadas con el ámbito temático en el que se incluye. En total se obtienen datos de unas 130 variables diferentes.

Asimismo, nuestro programa se ha diseñado teniendo en cuenta la gran heterogeneidad espacial y diversidad ecológica del macizo montañoso. Para lograr esto, el programa de seguimiento cuenta con una jerarquía de escalas espaciales de captura de datos. Es decir, la escala o resolución espacial de los datos capturados por todas las metodologías cubren una parte importante de la diversidad espacial de Sierra Nevada. De esta forma contamos con protocolos que toman datos a escala detallada (puntos y transectos), a escala algo más grosera pero con extensión de todo el espacio (píxeles de imágenes de satélite o polígonos de un mapa de vegetación, por ejemplo) y por último a escala de límite administrativo (monte público o término municipal). Además, buena parte de los puntos de muestreo que toman datos a escala más detallada (puntos y transectos) se encuentran asociados espacialmente en lugares con una alta densidad de los mismos que además cuentan con una estación climática multiparamétrica.  Estos lugares son denominados Estaciones de Monitoreo Intensivo.

Por último nuestro programa de seguimiento incorpora la dimensión temporal bajo dos perspectivas diferentes. Por un lado consideramos que es fundamental recopilar información histórica sobre la estructura y dinámica de los ecosistemas nevadenses. La finalidad de esta reconstrucción histórica es que conocer el pasado nos ayuda a comprender el presente y tratar de así de pronosticar los futuros escenarios. En este sentido, es importante tener en cuenta la cantidad de años con datos que hay para cada uno de los protocolos de seguimiento. Destacan los protocolos de seguimiento de la vegetación y los datos climáticos por ser los que tienen una serie temporal más larga. Por otro lado, es muy importante tener en cuenta la periodicidad de captura de datos en cada protocolo. De esta forma, contamos con metodologías que toman información desde una periodicidad inferior al día (estaciones climáticas) a otras en las que se realizan inventarios anuales o plurianuales (ej. Seguimiento de reptiles).

Actualmente estamos ultimando el proceso de maquetación de un completo dossier donde se describen todas las metodologías incluidas en este programa de seguimiento. Aquí puede visualizarse el índice de dicho documento.

Esquema que muestra la complejidad de cada metodología (eje x) y la disponibilidad relativa de los datos existentes (eje y). Cada círculo representa una metodología. Su color hace referencia al ámbito temático al que pertenece y el tamaño muestra de manera relativa la longitud de la serie temporal disponible.

Autores: Francisco J. Bonet García


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES
en_USEN es_ESES