Sierra Nevada is well known internationally for its natural values, as it is the largest reservoir of montane biodiversity in Europe. The University of Granada (UGR) is a leading academic institution with a long research tradition in Sierra Nevada, providing a very good level of scientific knowledge on broad topics related to biodiversity, ecology and global change. The University of Granada also has extensive experience of continuous collaboration with the Junta de Andalucía (Regional government) and the Ministerio de Transición Ecológica (Spanish government), being responsible for the Scientific Coordination of the Sierra Nevada Global Change Observatory from its origins, with the purpose of developing a scientific program to monitor the health status of the Sierra Nevada ecosystems.

Sierra Nevada Global Change Observatory have also a broad collaboration expertise in projects and international organisms such as GLORIA, GLOCHAMORE ECOPOTENTIAL, EUBON, ILTER, LTER Europe, CYTED, GBIF, IUCN, etc. This collaboration is now specially relevant in Europe and South America mountainous areas.

Our challenge now is to promote the transformation of the Sierra Nevada Global Change Observatory Project to an European infrastructure under the LifeWatch ERIC umbrella: The Thematic Center on Mountain Ecosystems (University of Granada-Sierra Nevada), promoting cooperation and the exchange of information among researchers, managers and citizens, here and worldwide.

The observatory programme pursues the following general goals:

  • To put into value all the existing scientific-technical information on the natural systems in Sierra Nevada.
  • To assess, using standardized methodological protocols, the functioning of the ecosystems of the Sierra Nevada Protected Area, its natural processes, and its dynamics, in a long-term perspective.
  • To know the population dynamics, phenological variations, and conservation problems of different key organisms as indicators of ecological processes that can be affected by global change.
  • To identify the possible effects of global change on the species, ecosystems, and natural resources, providing a vision of the trends of change.
  • To design mechanisms to evaluate the effectiveness of the management activities undertaken in Sierra Nevada.

In short, our programme is intended to diagnose the degree of ecosystem sensitivity to changes, and their adaptation capacity, fostering resistance and resilience of the ecosystems through suitable management actions.

Dimensión temporal

Una herramienta clave para fomentar la colaboración entre investigadores y gestores son los programas de seguimiento ambientales. La aproximación científica al estudio de los procesos ecológicos se sustenta no sólo en sólidos marcos teóricos y buenos diseños experimentales dirigidos a comprobar hipótesis, también necesita de series temporales derivadas de los estudios a largo plazo (Carpenter 1998).

Muchos procesos ecológicos requieren de programas de seguimiento a largo plazo porque su tasa de cambio es muy lenta, o bien para poder captar el impacto de los eventos extremos, que suelen ser poco frecuentes. Pocos hechos han cambiado tanto nuestra visión sobre lo que está pasando en nuestro planeta como la famosa serie temporal obtenida en las remotas Islas Hawaii, que muestra el incremento, pausado pero constante, de la concentración de CO2 atmosférico en el hemisferio norte durante las últimas décadas.

Por otra parte, la obtención de largas series temporales es clave para la adecuada parametrización y validación de modelos ambientales, como por ejemplo, los modelos de circulación general para pronosticar el clima futuro, o los modelos de distribución potencial de las especies. Es evidente que el seguimiento a largo plazo es una parte crucial para generar buena, sólida y perdurable ciencia ecológica (Lovett et al. 2007).

Dimensión espacial

La gestión en un escenario de cambio global requiere considerar conjuntamente diferentes escalas espaciales (local, regional, global) y temporales (corto, medio y largo plazo). No basta con tener buenas series temporales en un punto privilegiado del territorio con mucha tradición en investigación y seguimiento. El cambio global, por definición, tiene dimensiones globales, y necesita de redes de seguimiento repartidas estratégicamente por todo el Planeta, atendiendo a su posición geográfica, representatividad ecosistémica e historia de manejo humano.

Observación de procesos remotos

Las montañas constituyen unos enclaves privilegiados para llevar a cabo iniciativas de investigación y seguimiento del cambio global, ya que son observatorios de procesos remotos. Dos tipos de procesos provocan cambios a gran escala. Por un lado, los procesos que han adquirido una dimensión planetaria pero sólo mediante la suma de impactos locales (como la fragmentación del territorio o los cambios de usos del suelo). Por otro, los que, con independencia de cuál sea su origen, tienen efectos que se propagan a escala planetaria a través de las envolturas fluidas de la Tierra: las aguas oceánicas y continentales y, sobre todo, la atmósfera. En esta segunda clase se incluyen los procesos considerados más genuinamente globales, y son precisamente los procesos que pueden observarse mejor desde las montañas, como atalayas privilegiadas. En este sentido, las montañas son observatorios privilegiados de la atmosfera, y todos los aspectos relacionados con el clima, como balance energético, radiación ultravioleta, deposición de partículas atmosféricas y contaminantes, gases de efecto invernadero, o el transporte de formas biológicas de resistencia y microorganismos.

Las lagunas de alta montaña de Sierra Nevada actuan como autenticos observatorios de procesos remotos que ocurren en todo el planeta y cuyo efecto se transmite por la troposfera, de una manera análoga a las estaciones de observación astronómica del observatorio ALMA en Chile.

 

Desarrollo de proyectos de gestión adaptativa

Frente a la gestión tradicional carente de seguimiento, hay que potenciar la gestión y el seguimiento adaptativo (Lindermayer y Likens, 2009), poniendo en valor a los ecosistemas de Sierra Nevada como bancos de pruebas, laboratorios naturales donde se ponen a punto nuevas técnicas de gestión y seguimiento de recursos naturales que mejoren la práctica cotidiana. Una vez validadas, éstas nuevas técnicas pueden exportarse para su aplicación inmediata al resto de la matriz territorial. La gestión activa de ecosistemas en un escenario de cambio global implica desarrollar una gestión de enfoque flexible, ya que las formas de gestión actuales pueden no servir en el futuro.

en_USEN
es_ESES en_USEN