El pasado mes de septiembre ha resultado intenso en relaciones internacionales en el contexto de la red LTER (Long Term Ecological Research). En este documento queremos haceros partícipes de una serie de hitos importantes. En primer lugar, pasamos una semana en la oficina central que la red LTER tiene en Albuquerque (Nuevo México) conociendo cómo funciona este organismo. A continuación asistimos a la reunión trianual de investigadores de la red LTER (Long Term Ecological Research) de Estados Unidos, que tuvo lugar del 10 al 13 de Septiembre, en el corazón de las montañas rocosas, Estes Park (Colorado). Este evento, conocido como ASM (All Scientists Meeting), se celebró bajo el título "The unique role of the LTER Network in the Anthropocene: Collaborative science across scales". Durante dos semanas hemos estado impregnándonos de la estructura y funcionamiento de la red de seguimiento de cambio global más importante del mundo. Por último, en la semana del 17 al 21 de septiembre asistimos a la reunión anual de ILTER (International Long Term Ecological Research) en Lisboa, donde fuimos el único nodo español presente. En definitiva, ha sido un mes lleno de viajes, reuniones de trabajo y de lecciones aprendidas, en el contexto de los que más saben de seguimiento del cambio global.

Una parte de los costes ocasionados por el viaje ha sido financiado por la Fundación Biodiversidad a través del proyecto denominado "Seguimiento de los efectos del cambio global en Sierra Nevada (Fase II): Creación de una red de sensores inalámbricos en las Estaciones de Monitoreo Intensivo. Experiencia piloto".
 

En este documento tratamos de mostrar lo que hemos aprendido. En primer lugar resumimos brevemente una serie de conclusiones generales y de posibles lecciones que nos traemos a casa a modo de deberes. A continuación mostramos el material que presentamos en la reunión ASM. Por último incluimos algunas fotos bonitas 😉
Ahí van las principales conclusiones/lecciones que tienen que ver con la estructura y funcionamiento de los nodos y de las redes.

  1. Las redes de sensores constituyen una pieza clave que complementa los protocolos de seguimiento basados en personas. Los distintos sitios LTER-US promueven la creación de redes altamente instrumentalizadas. Además, hay un proyecto nacional que pretende crear una red de sensores ecosistemas representativos del país (proyecto NEON). En Europa también se promueve esta filosofía. Proyectos como Expeer o Lifewatch fomentan el uso de redes de sensores para monitorizar el cambio global. Además se promueve la creación de lugares altamente instrumentalizados donde se concentran protocolos de seguimiento mediados por sensores y por humanos. Debemos seguir promoviendo la instalación de estas infraestructuras en Sierra Nevada.
  2. Buena parte de la información generada por los nodos LTER-US procede de proyectos de investigación financiados por el gobierno federal. Hay planes específicos de investigación para cada nodo que son evaluados y revisados periódicamente. Sería razonable continuar el trabajo iniciado en las jornadas de febrero de 2012 e integrar a los investigadores en el Observatorio.
  3. Cada nodo LTER-US cuenta con un equipo de gestores de información. Las llamadas ciberinfraestructuras para gestionar la información de cada nodo constituyen piezas clave de la red LTER-US. Tanto los investigadores como los gestores están implicados en su diseño y demandan activamente mayores funciones con un uso intensivo. Los usuarios de nuestro sistema de información deben usarlo realmente y los administradores de seguir fomentando su uso. Los sistemas de información son herramientas dinámicas sometidas a un proceso continuo de evolución.
  4. Todos y cada uno de los sitios LTER-US cuentan con un marco conceptual y un plan estratégico que se renueva periódicamente, y que parte del planteamiento de preguntas (hipótesis) sobre el funcionamiento de los sistemas ecológicos, o sus previsibles respuestas al cambio global. Estos documentos ponen de manifiesto los objetivos básicos de cada sitio, así como las líneas de trabajo que se abordan en el mismo. Las líneas de investigación mostradas en estos documentos tienen que ver tanto con las características ecológicas de los sitios como con la disponibilidad de investigadores en las diversas áreas. Deberíamos explicitar nuestro marco conceptual y las preguntas científicas que hay detrás de cada nodo LTER. Esto es aplicable a cada nodo y a las redes regionales y nacionales.
  5. Dentro del marco conceptual anterior, los servicios ecosistémicos son una pieza clave. Se configuran como una especie de lengua franca a través de la cual se pueden describir tanto la estructura como las funciones de los ecosistemas, así como los cambios en las mismas. El objetivo de buena parte de los sitios LTER-US es sintetizar los resultados de las investigaciones usando el concepto de servicio ecosistémico. Para ello usan modelos espaciales complejos y técnicas de cuantificación de servicios ecosistémicos. Sería razonable adoptar una estrategia similar que aumentaría tanto la utilidad de los programas de seguimiento como la repercusión de nuestro trabajo en la sociedad.
  6. Otro aspecto fundamental para cada nodo y para el conjunto de las redes de seguimiento es la realización de estudios integradores que aporten soluciones a cuestiones importantes sobre el cambio global (cambios fenológicos, usos del suelo, relaciones función-estructura, etc.). Los trabajos de síntesis son uno de los objetivos finales de la red LTER-US y de ILTER. A pesar de que el Observatorio de Sierra Nevada cuenta aún con series temporales algo cortas, es razonable comenzar los trabajos de análisis y síntesis, tanto en el contexto local como en el internacional.
  7. Tanto la red de Estados Unidos como la internacional comienzan a ser conscientes de la importancia que tiene la iniciativa privada en la financiación de la investigación ecológica a largo plazo. Multitud de instituciones privadas están mostrando interés en financiar parte de los trabajos realizados por los nodos LTER. Hemos visto ejemplos de esto en la red portuguesa y en la filipina. Creemos que sería interesante iniciar ese camino también en España.
  8. Los nodos LTER-US consideran de manera muy importante la divulgación de resultados a la sociedad. Desarrollan multitud de publicaciones que se utilizan como material escolar. Gracias a estos trabajos se consigue transmitir a la sociedad la importancia de la conservación de los ecosistemas y de los servicios que suministran. Sería interesante realizar alguna experiencia piloto en este sentido.
  9. Una red no es solo un conjunto de nodos. La red LTER-US cuenta con una oficina que actúa dinamizando la red. Esta oficina está en Nuevo México y se encarga de organizar/financiar eventos propios de la red (talleres, reuniones entre nodos, viajes, etc.), facilitar la solicitud de financiación de los nodos, publicar revistas y difundir noticias, así como dar un servicio horizontal de gestión de la información generada por cada nodo. La oficina de la red LTER también se encarga de organizar los eventos ASM cada tres años. Hemos comprobado que su papel es imprescindible para el correcto funcionamiento de la red LTER-US. Creemos que debería de promoverse la creación de un sistema similar en la red LTER España.
  10. Dentro de la red LTER-US hay grupos de trabajo temáticos que se configuran en función de afinidades ecológicas entre los distintos sitios. Por ejemplo, los sitios de montaña colaboran más entre sí, al igual que los marinos, etc. Es a esta escala donde se intentan compatibilizar metodologías de seguimiento. Es razonable mantener esta aproximación en la red LTER España, potenciando las sinergias y agrupamientos naturales entre los nodos más afines.

Por último hemos comprobado como en la reunión ASM cohabitaban investigadores, gestores y responsables de la entidad que financia la ciencia  en los EE.UU (National Science Foundation). Esta diversidad de colectivos profesionales enriquece enormemente el trabajo de cada uno de ellos. Resulta muy enriquecedor asistir a una reunión en la que, por ejemplo, los responsables de financiar tus proyectos de investigación se exponen públicamente a preguntas y críticas de dichos investigadores, y viceversa.

En definitiva, de manera muy resumida: La red LTER de Estados Unidos es la más importante del mundo, no solo porque tienen muchos recursos económicos, sino porque funciona bien tanto a nivel de nodos individuales como de red, y sigue madurando y evolucionado, marcándonos a todos el camino. La planificación y la evaluación continua de resultados no requieren grandes inversiones económicas, básicamente lo que requiere es de una buena organización de los recursos humanos y materiales existentes, donde el largo plazo prima sobre el corto plazo, y donde se piensan (y priorizan) muy bien los proyectos antes de ponerlos en marcha… Está en nuestra mano.

 

 

 

 

Autores: Bonet, F.J., Pérez-Luque, A.J., Pérez-Pérez, R.; Suzart F., Zamora, R.


0 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Los campos obligatorios están marcados con *

en_USEN
es_ESES en_USEN